Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



miércoles, 14 de marzo de 2012

Mi 14 de Marzo.


   Un 14 de marzo marcó mi corazón, allí comenzó mi historia con Deivy, quien venía desde muy lejos a visitarme, Deivy había sido mi amigo desde que éramos unos adolescentes, nos conocimos en un campamento cristiano, pero por cosas de la vida perdimos contacto, sin embargo él me buscó por internet y retomamos la amistad, en ese instante yo tenía el corazón roto, no estaba para emprender una relación, sin embargo me di cuenta que él era diferente a los demás patanes que había conocido, y que no podía comparar a semejante caballero con los chicos que me habían tomado el pelo y me habían hecho perder mi tiempo.
   Aquel día estando muy nervioso me confesó sus sentimientos hacia mí, pero yo le dije claramente que no quería NADA a distancia, ya tenía una pésima experiencia en eso de amores de lejos. A lo cual él contestó “Pero yo si voy a luchar por ti, yo me vendré a Valencia, empezaré de cero, es que yo no vine por una noviecita, vine por la que será mi esposa”, me di cuenta que era un hombre de convicción pero estaba como Santo Tomás, incrédula de esas palabras, sin embargo al mes dejó su buen trabajo, sin importarle consiguió uno menos remunerado, y una residencia y se mudó a mi ciudad, me di cuenta que debía darle una oportunidad al amor, y para mi sorpresa superó mis expectativas en todos los sentidos, al punto de respetarme como ningún chico lo había hecho, cumplió su palabra y no estuvo con rodeos, me quería como esposa, no tenía duda que me quería en su vida y fue cuando supe que Dios me había concedido al hombre de mis sueños. El hombre con el que emprendería un hogar. ¿Cómo no enamorarse perdidamente de un hombre que lo da todo por ti y te demuestra un amor con hechos y no que se queda en meras promesas o palabras?.  Ese 14 de marzo fue el inicio de nuestra historia, fue en esa fecha en la que mi sueño tuvo un rostro, y era el tuyo Deivy. Te amo mi príncipe, esta entrada te la dedico a ti. Liliana.

2 comentarios:

  1. Que bello es conocer historias de amor de este tipo, me conmueven mucho... Dios bendiga su unión.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Adri :-D AMEN :-D

    ResponderEliminar