Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



miércoles, 30 de abril de 2014

Muchas gracias...


   Muchas gracias a cada persona que de una u otra manera ha estado allí, por los mensajes, las visitas, las ayudas, por el amor recibido, aunque ha sido un tiempo difícil el amor lo hace a uno reponerse pronto, y siento que soy grandemente bendecida por la gente que me quiere. También gracias a mis amigos a la distancia que siempre han estado pendientes, les mando un abrazo rompe huesos. Con amor, Liliana.

sábado, 12 de abril de 2014

Los días difíciles...



   Hay días que no esperas, que de pronto están allí como una tormenta inesperada, con vientos tan fuertes que pueden llegar a asustarte, en esta semana fue así, pero bendito sea Dios mi Creador que siempre coloca personas que estarán allí para ayudarnos en las pruebas.  Cuando me ingresaron a emergencia jamás pensé que me hospitalizarían, no pensé fuera grave, que quizás me mandarían algún remedio y ya, pero no fue así, entonces cuando vi que las cosas no eran tan simples me preocupé, sobre todo porque sabía que mi pequeño hijo y yo nos extrañaríamos con locura y en la sala de hospitalización no dejan entrar a niños pequeños.  Al día siguiente luego de una noche en observación escuché varioas voces: "¿Liliana Lizcano se encuentra acá?", yo me pregunté a mí misma: "¿Quiénes podrán ser?, mi madre está cuidando de mi pequeño y mi esposo había regresado a casa a buscar algunas cosas que necesitamos", entonces escuché que la enfermera dijo: "Entran de uno en uno", y allí estaban mis estudiantes, Katherin fue la primera en entrar con una rosa azul, luego Wildeinys, después Soiky, Jessika y Duberlys, fue una visita que me subió tanto el ánimo, ¡hasta me llevaron comida!.  Antes de eso dos compañeras de trabajo; Mirian y Karla fueron a llevarme una manta y un abrigo, pues yo no había llevado nada a la clínica, como les dije antes no pensé que me hospitalizarían.  Mi tío German llegó también con frutas, mi tía Cruz, mi esposo que estaba cuidándome en todo.  Ya en la noche del segundo día, Soiky apareció de nuevo, me llevó cena, hecha por ella misma, ella no lo sabe, pero luego que se fue lloré, porque sé que es una muchacha muy humilde y que hizo un gran esfuerzo para llevarme esa comida, fue un gesto de amor y de sacrificio, disfruté de esa cena, la comí con agradecimiento y conciente que mis estudiantes son personas con un enorme corazón y que sembrar en ellos el cariño y el respeto me ha traído recompensas.

   Al día siguiente llegaron más de mis estudiantes, ya esta vez entraron todos pues estaba en una habitación para mí sola, y fue un tiempo en el que me hicieron reír mucho, me volvieron a llevar desayuno y me contaron las novedades del día en el liceo.

   Eso sin contar mis amistades que han estado pendientes de escribirme para preguntarme cómo estoy, cosas que me han hecho ver el amor de Dios en medio de la dificultad, creo que ese es el sentido de la vida, como lo leí una vez en un pensamiento que decía: "La vida es como un piano, tiene teclas blancas de felicidad y negras de tristeza, pero ambas hacen música", y en toda esta situación he visto la inmensa bondad de Dios a través de cada una de las personas que ha estado conmigo.

  Cierro con algo que me dijo un estudiante: "Estamos acá porque los amigos verdaderos llegan a tiempo, los demás llegan si les sobra tiempo".  Definitivamente cada día aprendo mucho de ellos, no sólo soy yo la que enseño en clase, ellos también me dan lecciones de vida.

                   Liliana.

lunes, 7 de abril de 2014

Te enterré...




Te enterré

Te enterré bajo la hierba del olvido,
Bajo el beso no vivido,
Y tu ausencia sin motivo.

Te enterré bajo los sueños rotos,
entre tus palabras sin rostro,
cuales promesas vacías .

Y en aquella tarde fría
entendí que lo que no vive se entierra,
y lo que no es amor, no se espera…
…Porque…los sentimientos no correspondidos se sepultan,
y se abandonan en una tumba.

Autora: Liliana A. Lizcano.


viernes, 4 de abril de 2014

Invitación


   Hoy te invito a un silencio,
a que en una mirada observes el mundo que te rodea,
detente por un instante,
que el afán y el estrés del día se callen por un momento.

  Te invito a que mires la sonrisas de los niños,
y que como niño vuelvas a sonreír,
sin un motivo específico,
sólo porque la vida te lo pide.

  Esta invitación incluye una entrada gratuita al paisaje que te rodea, con todo y su caos, sólo espera a que tú descubras dentro de éste su belleza.

   Y luego de observar te invito a que cierres tus ojos y suspires, y demos gracias a la vida por un día más.

                                  Liliana.

jueves, 3 de abril de 2014

La gente chismosa

   La gente no puede estar cerca de alguien que tiene un liderazgo porque se creen más que los demás, luego se va el líder o el jefe y allí si andan por debajito sólo cuando ya se han ganado el desprecio de todo el mundo por andar de "jalas mecates", recuerdo a una secretaria que siempre le llevaba los chismes del día a un jefe que teníamos, nadie la quería.  Como deríamos en Venezuela; caer en la lengua de esa señora era peor que caer en las drogas, un día trasladaron a nuestro jefe a otra institución y la secretaria quedó "en el aire" sin alguien a quien llevarle sus chismes y en cuando llegó el nuevo jefe, TODOS los docentes le advertimos sobre ella, le decíamos: "Te irá bien mientras no te dejes llenar la cabeza de chismes de la secretaria", y así fue, el nuevo jefe era una persona tan correcta que jamás te llamaba la atención por algo que escuchara de un tercero, y la secretaria luego andaba con los humos por el suelo, como dice la palabra de Dios: Proverbios 26: 20 Por falta de leña se apaga el fuego,
y donde no hay chismoso, se calma la contienda.

   Ya cuando esta señora dejó de llevar chismes, pues nuestro nuevo jefe no aceptaba éstos, se acabaron tantos problemas en el plantel. Esta persona decía ser cristiana pero dejaba muy mal el nombre del cristianismo al andar con la lengua tan larga por ahí llevando y trayendo lo que hacían los demás.  Las personas que tienen un cargo de liderazgo deben cuidarse de este tipo de gente o terminará peleando con su personal sin estar seguro de los "cuentos" que escuche, Proverbios 16: 28 dice: El perverso provoca peleas;
el chismoso es causa de enemistades.

   Lección: ser humilde es mil veces mejor, y la humildad comienza al no creerte mejor o superior a los demás. Los jefes pasan, la gente queda y hoy estamos en un puesto y mañana no sabes quién tiene el liderazgo, así que mejor es ser humildes y tratar a todos con respeto.

   Decidí escribir sobre esto porque hoy recordé a esta señora pues justamente otra persona donde trabajo ahora, me la recordó por andar con chismes. Y espero les sirva de reflexión para cuidarse de este tipo de gente.

                                      Liliana.