Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



miércoles, 10 de diciembre de 2014

Un Aún...



   Aún puedo recordar el día en que te abracé, sin haberme imaginado que habrías de volver, llegando para quedarte, eso no lo imaginé, convirtiéndote en mi mejor sonrisa y mi precioso querer.

   Aún recuerdo la primera despedida en aquel terminal, mientras me alejaba, poco a poco empecé a llorar, porque entendí que quería contigo una historia sin punto final, un sueño verdadero que oliera a hogar.

   Aún haces que el tiempo se detenga y no haya nada más cuando me dices: "Te amo...con el Señor lo podemos lograr", los miedos se alejan y mis tristezas se van; cuando me miras a los ojos y en tus brazos puedo estar.

   Aún logras ponerme de buen humor cuando todo es un caos y hay dolor, no es difìcil contigo reír y reír, haces que vea lo bonito de sentir y vivir.

   Aún anhelo como el primer beso escuchar de tu boca cuando dices: "Te amo", verte practicando con hechos y no sólo palabras cuánto me apoyas y cuánto me amas.

                       Liliana.

(Octubre 2009).

domingo, 23 de noviembre de 2014

jueves, 30 de octubre de 2014

Hoy necesité tu abrazo



 

Hoy necesité tu abrazo

Hoy necesité tu abrazo,
Como el ave necesita el cielo.

Hoy necesité tu abrazo
Y recordé un viejo te quiero,
No lo encontré en mi desespero,
Sólo tropecé con tu recuerdo,
Al cerrar mis ojos y sentir tu aliento,
De aquel beso robado en septiembre,
Que no fue para siempre,
Porque no valoraste lo que tuvimos,
Y se marchó lo que fuimos.

Hoy necesité tu abrazo,
Como se necesita un paraguas bajo la lluvia,
Para que el recuerdo no moje,
Y desaparezca como imagen en agua turbia.

Hoy necesité tu abrazo,
Y recordé que en el cielo,
No existen teléfonos,
Ni telégrafos en el viento.


Autora: Liliana A. Lizcano.

domingo, 5 de octubre de 2014

Valoremos el tiempo juntos.



Valora a quien te dedica su tiempo.

Te está dando algo que nunca recuperará.

Es el mejor regalo que alguien pueda darte de sí mismo(a)

sábado, 4 de octubre de 2014

sábado, 20 de septiembre de 2014

La lectura




“La lectura es como el alimento; el provecho no está en proporción de lo que se come, sino de los que se digiere.

      Jaime Luciano Balmes

viernes, 12 de septiembre de 2014

Taza de café




Te invito a mi mundo,
tomemos juntos una taza de café,
y luego de un después,
acompáñame en mis días,
en mis risa, en mi ser,
quédate conmigo,
sé parte de mi historia,
sé mano amiga, 
que yo estaré en tus derrotas,
no te prometo perfecciones,
no te prometo más,
que una buena amiga 
con imperfecciones pero honestidad,
Sé parte de mi mundo,
parte de mi corazón,
yo te dejo abierta la entrada,
acomódate con amor,
secaré lágrimas de tu mirada,
caminaremos juntos con Dios,
el mejor de los amigos,
el mejor de los consejeros,
el que tiene la llave
de todos mis senderos.

    Liliana Lizcano.


Dedicado a todos mis amigos, parte de mi vida, parte del aroma de mi café en la mañana cuando les recuerdo y oro por ustedes. Gracias por estar en mi corazón. Lili.



sábado, 6 de septiembre de 2014

Ideas con cartón

Les dejo estas imágenes para que puedan animarse a crear con cartón personajes luego de leer con los chicos cuentos o novelas en clase, de esta manera poder despertar en ellos la creatividad y el trabajo en equipo.





viernes, 5 de septiembre de 2014

El corazón de un docente en el aula

Mi libro:
“El corazón de un
docente en el aula”

Ideal para cualquier persona que desempeñe la labor docente, un libro motivador e inspirador.






200 Bs Fuertes

Incluye el envío.
Para cualquier información pregunte sin compromiso:
conlaprofe@gmail.com

jueves, 22 de mayo de 2014

Sueño

Sueño




Fue un instante...un sueño fugaz.
Te veía de nuevo, después de tanto tiempo,
después de muchos peros,
entre recuerdos y secretos,
sólo en un sueño,
y te miré con añoranza,
no hubo palabras,
simplemente nuestras miradas,
de tristeza, de nostalgia,
y recordé aquel día de octubre,
entre regalos y dulces,
entre emoción y decepción,
en el que dijiste adiós,
en el que decidiste ignorar
que alguien te amaba,
y eso debía terminar...
Sólo un sueño...te volví a encontrar,
no sentí rabia, sino ganas de llorar.

Autora: Liliana A. Lizcano.

sábado, 10 de mayo de 2014

Viejita hermosa


Viejita hermosa,
viejita linda,
gracias por darme vida,
y llevarme en tu vientre,
y aunque las cosas no salieron como se quiere,
fuiste valiente,
Dios nos bendijo al juntarnos,
Dios nos arropó sin imaginarnos...
que nos conoceríamos tú siendo mi madre y yo en tu regazo.

"Bienvenida al mundo" decía la camisita
y decidiste ser mi "llejita",
la muchachita te creció,
tiburones y soles te pintó,
te hizo trenzas y un carro del Ken como Lucí te pidió.

No tengo mucho para regalos deslumbrantes,
sólo tienes una hija escritora,
no te ofrezco nada fascinante,
sólo esta flaquita que te adora,
eso es lo que tienes viejita,
y ahora un nieto chiquitico,
que te hacer reír y le llamas "aguilillo".
este es mi regalo con cariño,
y los demás te los daré el domingo.

Autora: Liliana Lizcano.

Para mi madre, feliz cumpleaños y día de las madres llejita.

martes, 6 de mayo de 2014

Todas las niñas son princesas





Todas las niñas son princesas


   La maestra Eva escogió cuatro niñas para elegir la reina del salón y así pudiera representar a nuestra escuela, yo era nueva en segundo grado, y no sé por qué la maestra me escogió para estar entre esas niñas.  Éramos cuatro: Nathaly, Betzaida, Orlaima y yo, entonces todos los niños votaron, pero no hubo ni un voto para mí, no tenía amigos y menos siendo una nueva en el salón, la maestra me miró con ternura y me dijo para consolarme:

-         Todas las niñas son princesas en su casa.

   En el recreo varias niñas de otros salones se me acercaron diciendo:

-         Siempre ganan las populares.

   Y otra niñita llamada Carolina dijo:

-         Es injusto, nunca ganan las gorditas.

-         Pero yo aún pensaba en las palabras de la maestra Eva: “Todas las niñas son princesas en su casa.”

   Esa noche soñé con un castillo de nubes y yo tenía un vestido y corona de princesa, habían otras niñas, flacas, gordas, blancas, negras, chinitas, pelirojas y todas tenían coronas y vestidos de princesa.  Y el Rey del castillo era un señor buena gente, ya estaba muy viejo, pero parecía un niño más jugando con nosotras, jugamos con él a la rueda rueda, tomó te con nosotras, jugó muñecas, podíamos sentarnos en sus piernas, nos correteó en el jardín, trepamos árboles y lo rodeamos todas con un abrazo, fue cuando nos dijo:

-         Acá en casa, todas son mis princesitas.

  Entonces entendí que la maestra Eva tenía razón.




                                      Autora: Liliana Lizcano. 
                                     Ilustración: Sarah Preston.

domingo, 4 de mayo de 2014

La respuesta de una novia

Escribí esto como una tarea que me pusieron mis amigos escritores, nos divertimos creando historias y me dieron unas pautas, esto fue lo que salió, se los comparto: 


LA RESPUESTA DE UNA NOVIA

   Dijo que no, y salió corriendo, nadie esperaba esa respuesta, aunque el cura si, conocía muy bien a su ovejita, pero ella sin vacilar un minuto más decidió salir de la iglesia, se quitó los zapatos, los arrojó a un lado y corrió con todas sus fuerzas, su padre trató de detenerla, pero su madre lo tomó de un brazo y le dijo: "Deja que se vaya", él la miró indignado por aquellas palabras, la observó fijamente y le dijo: "¿Mujer tú sabías algo de está vaina? ¡Carajo! ¿por qué no me dijiste nada antes de hacer el rídiculo?.

   Mientras tanto, Camilo, el novio, recogió los zapatos blancos de tacón de su novia fugitiva, con la esperanza de quizás ser como aquel príncipe que le colocó la zapatilla a su amada y perdonarle su arranque de "locura" para volverla a recuperar, él estaría dispuesto a perdonarle todo, absolutamente todo, pero ella, Susan, siguió corriendo, sin parar de llorar, sin mirar atrás, la gente la miraba en las calles, aquella hermosa novia vestida de blanco y descalza era algo inusual en esa pequeña ciudad. El día anterior se había confesado en su parroquia, "No podré casarme, he pecado...hemos pecado...y este bebé no pagará las consecuencias", el padresito le decía: "Debes darle un hogar al niño, ¡No puedes echarte para atrás a pocas horas!". Sin embargo, Susan no seguiría con más mentiras en su vida, ya había cometido un error al haberse hecho novia de Camilo, y al haber dejado ir a su verdadero amor al seminario para convertirse en cura.

Autora: Liliana A. Lizcano.

sábado, 3 de mayo de 2014

Amo los días como hoy...


Amo los días como hoy; en los que los pequeňos detalles de la vida te hacen disfrutar cada latido del corazón. Las risas de tus seres amados, un encuentro inesperado de alguien que te saluda con alegría y que no veías desde hace muchísimo tiempo, encontrar un objeto perdido que hace mucho buscabas, un café con el amor de tu vida, hacer mercado y sorprenderte de cuánto te rindió el dinero aún y cuando la economía está dura, y ver a los dos hombres de mi vida jugar. Amo los días como hoy.

                                        Liliana.

miércoles, 30 de abril de 2014

Muchas gracias...


   Muchas gracias a cada persona que de una u otra manera ha estado allí, por los mensajes, las visitas, las ayudas, por el amor recibido, aunque ha sido un tiempo difícil el amor lo hace a uno reponerse pronto, y siento que soy grandemente bendecida por la gente que me quiere. También gracias a mis amigos a la distancia que siempre han estado pendientes, les mando un abrazo rompe huesos. Con amor, Liliana.

sábado, 12 de abril de 2014

Los días difíciles...



   Hay días que no esperas, que de pronto están allí como una tormenta inesperada, con vientos tan fuertes que pueden llegar a asustarte, en esta semana fue así, pero bendito sea Dios mi Creador que siempre coloca personas que estarán allí para ayudarnos en las pruebas.  Cuando me ingresaron a emergencia jamás pensé que me hospitalizarían, no pensé fuera grave, que quizás me mandarían algún remedio y ya, pero no fue así, entonces cuando vi que las cosas no eran tan simples me preocupé, sobre todo porque sabía que mi pequeño hijo y yo nos extrañaríamos con locura y en la sala de hospitalización no dejan entrar a niños pequeños.  Al día siguiente luego de una noche en observación escuché varioas voces: "¿Liliana Lizcano se encuentra acá?", yo me pregunté a mí misma: "¿Quiénes podrán ser?, mi madre está cuidando de mi pequeño y mi esposo había regresado a casa a buscar algunas cosas que necesitamos", entonces escuché que la enfermera dijo: "Entran de uno en uno", y allí estaban mis estudiantes, Katherin fue la primera en entrar con una rosa azul, luego Wildeinys, después Soiky, Jessika y Duberlys, fue una visita que me subió tanto el ánimo, ¡hasta me llevaron comida!.  Antes de eso dos compañeras de trabajo; Mirian y Karla fueron a llevarme una manta y un abrigo, pues yo no había llevado nada a la clínica, como les dije antes no pensé que me hospitalizarían.  Mi tío German llegó también con frutas, mi tía Cruz, mi esposo que estaba cuidándome en todo.  Ya en la noche del segundo día, Soiky apareció de nuevo, me llevó cena, hecha por ella misma, ella no lo sabe, pero luego que se fue lloré, porque sé que es una muchacha muy humilde y que hizo un gran esfuerzo para llevarme esa comida, fue un gesto de amor y de sacrificio, disfruté de esa cena, la comí con agradecimiento y conciente que mis estudiantes son personas con un enorme corazón y que sembrar en ellos el cariño y el respeto me ha traído recompensas.

   Al día siguiente llegaron más de mis estudiantes, ya esta vez entraron todos pues estaba en una habitación para mí sola, y fue un tiempo en el que me hicieron reír mucho, me volvieron a llevar desayuno y me contaron las novedades del día en el liceo.

   Eso sin contar mis amistades que han estado pendientes de escribirme para preguntarme cómo estoy, cosas que me han hecho ver el amor de Dios en medio de la dificultad, creo que ese es el sentido de la vida, como lo leí una vez en un pensamiento que decía: "La vida es como un piano, tiene teclas blancas de felicidad y negras de tristeza, pero ambas hacen música", y en toda esta situación he visto la inmensa bondad de Dios a través de cada una de las personas que ha estado conmigo.

  Cierro con algo que me dijo un estudiante: "Estamos acá porque los amigos verdaderos llegan a tiempo, los demás llegan si les sobra tiempo".  Definitivamente cada día aprendo mucho de ellos, no sólo soy yo la que enseño en clase, ellos también me dan lecciones de vida.

                   Liliana.

lunes, 7 de abril de 2014

Te enterré...




Te enterré

Te enterré bajo la hierba del olvido,
Bajo el beso no vivido,
Y tu ausencia sin motivo.

Te enterré bajo los sueños rotos,
entre tus palabras sin rostro,
cuales promesas vacías .

Y en aquella tarde fría
entendí que lo que no vive se entierra,
y lo que no es amor, no se espera…
…Porque…los sentimientos no correspondidos se sepultan,
y se abandonan en una tumba.

Autora: Liliana A. Lizcano.


viernes, 4 de abril de 2014

Invitación


   Hoy te invito a un silencio,
a que en una mirada observes el mundo que te rodea,
detente por un instante,
que el afán y el estrés del día se callen por un momento.

  Te invito a que mires la sonrisas de los niños,
y que como niño vuelvas a sonreír,
sin un motivo específico,
sólo porque la vida te lo pide.

  Esta invitación incluye una entrada gratuita al paisaje que te rodea, con todo y su caos, sólo espera a que tú descubras dentro de éste su belleza.

   Y luego de observar te invito a que cierres tus ojos y suspires, y demos gracias a la vida por un día más.

                                  Liliana.

jueves, 3 de abril de 2014

La gente chismosa

   La gente no puede estar cerca de alguien que tiene un liderazgo porque se creen más que los demás, luego se va el líder o el jefe y allí si andan por debajito sólo cuando ya se han ganado el desprecio de todo el mundo por andar de "jalas mecates", recuerdo a una secretaria que siempre le llevaba los chismes del día a un jefe que teníamos, nadie la quería.  Como deríamos en Venezuela; caer en la lengua de esa señora era peor que caer en las drogas, un día trasladaron a nuestro jefe a otra institución y la secretaria quedó "en el aire" sin alguien a quien llevarle sus chismes y en cuando llegó el nuevo jefe, TODOS los docentes le advertimos sobre ella, le decíamos: "Te irá bien mientras no te dejes llenar la cabeza de chismes de la secretaria", y así fue, el nuevo jefe era una persona tan correcta que jamás te llamaba la atención por algo que escuchara de un tercero, y la secretaria luego andaba con los humos por el suelo, como dice la palabra de Dios: Proverbios 26: 20 Por falta de leña se apaga el fuego,
y donde no hay chismoso, se calma la contienda.

   Ya cuando esta señora dejó de llevar chismes, pues nuestro nuevo jefe no aceptaba éstos, se acabaron tantos problemas en el plantel. Esta persona decía ser cristiana pero dejaba muy mal el nombre del cristianismo al andar con la lengua tan larga por ahí llevando y trayendo lo que hacían los demás.  Las personas que tienen un cargo de liderazgo deben cuidarse de este tipo de gente o terminará peleando con su personal sin estar seguro de los "cuentos" que escuche, Proverbios 16: 28 dice: El perverso provoca peleas;
el chismoso es causa de enemistades.

   Lección: ser humilde es mil veces mejor, y la humildad comienza al no creerte mejor o superior a los demás. Los jefes pasan, la gente queda y hoy estamos en un puesto y mañana no sabes quién tiene el liderazgo, así que mejor es ser humildes y tratar a todos con respeto.

   Decidí escribir sobre esto porque hoy recordé a esta señora pues justamente otra persona donde trabajo ahora, me la recordó por andar con chismes. Y espero les sirva de reflexión para cuidarse de este tipo de gente.

                                      Liliana.

domingo, 30 de marzo de 2014

Una palabra...


Hoy aprendí que:
Una palabra puede sanar, 
restaurar, 
animar, 
llenar, 
aliviar...
pero una palabra también puede humillar, 
desanimar, 
destruir 
e incluso matar un amor.

Liliana Lizcano.

viernes, 14 de marzo de 2014

Sumaré




Sumaré
Sumaré la melodía que me regalaste hoy,
Con la que tocó tu corazón el catorce de marzo,
sumaré también los besos
y haré con ellos un camino de caricias
que mis pies recorran siendo cómplices de tu aliento.
Sumaré los abrazos con los que arropas mi alma
para ya no sentir temor.

Sumaré nuestros sueños donde creemos las promesas divinas
y al final multiplicaré el resultado: tú,
con el peso,
la longitud,
la anchura,
lo profundo
de este amor que nos tenemos
y el resultado será un siempre con sabor a nosotros,
un siempre con nuestro sello,
un siempre construido por los dos

con la ayuda de nuestro Dios.

Autora: Liliana A. Lizcano

(2da finalista en el VI Concurso de cartas de amor de la ciudad de Coria, España)