Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



domingo, 19 de noviembre de 2017

Se vale llorar



   Hace poco realicé en el salón de clases una actividad relacionada con el abrazo en familia, algunos de mis colegas invitaron a los representantes, otros hicieron actividades dibujando y haciendo afiches alusivos a la fecha.  Yo decidí hacer otra cosa con mis chicos, pues pensé:

1) La mayoría de los padres no van a venir (por desgracia en Venezuela los padres y madres del país no van a las actividades de los niños por motivos de trabajo o porque a veces no les da la gana, algunos por estar ocupados y otros porque no toman en cuenta a sus hijos, de hecho tengo una alumna que no tiene a ninguno de sus padres, su madre está en Colombia y su padre en Perú)

2) La mayoría de los hogares están rotos o son disfuncionales.

3) Debía conocer cómo se sentían mis estudiantes.

   Realicé una serie de preguntas donde ellos debían responder si o no de forma anónima, preguntas como:

1) Tengo resentimiento contra mi padre o mi madre:  Si    No     Porque...
2) Me he sentido abandonado:  Si    No    Porque...
3) Alguien ha abusado de mí sexualmente o me ha irrespetado tocándome inapropiadamente en mi hogar:    Si    No    Porque...
4) Alguien en mi hogar me ha maltratado físicamente o verbalmente:  Si    No    Porque...
5) Tengo mucho dolor en mi corazón:    Si     No     Porque...

Bueno al entregar el test me sorprendí de cuántas cosas habían sucedido en la vida de mis niños, muchos de ellos son de 11 y 12 añitos, esto me ayudó a seguir con un ejercicio de perdón, para esto debes documentarte, debes buscar ejercicios de respiración, y puedes guiar a tus estudiantes a emprender su propia sanación, por supuesto con ayuda de Dios.

  El resultado de esto fueron muchas lágrimas en clase pero como me dijeron ellos "Lágrimas de alegría profe", me contentó mucho haber tenido en el salón ese día a la profesora Nuby que pudo también hacer el ejercicio.

  Mi consejo es que puedan indagar un poco más en la vida de sus estudiantes, muchas cosas les impide avanzar en los estudios y puede que tú seas un instrumento de amor y sanación en sus vidas.  Con amor, Liliana.

Disfraz de frutas.



 Mis niños presentaron la semana pasada una exposición de inglés, diciendo el nombre de las frutas, para qué son buenas y su contenido alimenticio, fue una actividad muy linda, me siento super orgullosa de ellos, hablaron muy bien en inglés, eran exposiciones cortas pero pude ver los avances que han hecho, así que orgullosamente comparto esta foto que tomó una de mis compañeras de trabajo que me ayuda con las fotos pues no tengo por los momentos celular.  Liliana.

Venezolanos fuera del país


Venezolanos fuera del país

Creo que para nadie es fácil tocar este tema, para los que somos venezolanos jamás nos habríamos imaginado el tema de salir de nuestra nación, porque sencillamente fuimos un país que le abrió las puertas a muchos extranjeros, para nosotros el crecer junto con personas de diferentes culturas, razas, religiones, era algo muy normal, el venezolano no entiende la palabra "Extranjero", para nosotros todas las personas así fueran de otro país ya eran parte de nosotros por convivir acá, no faltaba la echadera de broma en el colegio o en el abasto cuando le decías "Chino" o "Portugués" a alguien pero de manera cariñosa, uno que otro que nunca se escapa la gente que quiere humillar a alguien por su origen, pero en general el venezolano común estaba muy acostumbrado a vivir el día a día con otras culturas.

Hoy día es el venezolano el que ha tenido que salir del país y tratar de adaptarse a otras culturas, le es difícil porque en Venezuela no entendemos el término "extranjero", no porque no sepamos a nivel semántico lo que significa, sino que para nuestra cultura venezolana no había algo como tal, el extranjero acá era uno más de nosotros, mientras que cuando se está afuera, el venezolano no se siente que es parte del grupo en donde está, abra más de uno que brincará y dirá, "Bueno pero uno es de donde esté el hogar de uno, no de la nacionalidad", y eso es cierto, pero resulta que cuando aprendes amar genuinamente a tu país, es inevitable no pensarlo y no desear que todo fuera una pesadilla y que todos pudieran volver.

Hay muchos de mis seres queridos, familia, amigos, gente muy estimada que han tenido que salir por razones obvias, a ellos les digo sean fuertes, sean un bonito ejemplo de lo que somos, si por alguna razón la tristeza les golpea el corazón, recuerden que es una oportunidad para que puedas lograr muchas cosas, no se rindan, es cierto que muchos tenían esperanza que las cosas cambiaran acá, pero no vamos a salvar este país, porque por desgracia la corrupción, la poca voluntad, y la mala administración fue acabando con lo hermosa que era Venezuela.  Sin embargo los que aún están en el país, ruegan a Dios que ustedes puedan abrirse camino, no mengue en ningún momento sus sueños y esperanzas, no dejen de orar a Dios para que la justicia llegue a la nación, y cuando Dios les ponga en alto JAMÁS se avergüencen de decir: SOY VENEZOLANO.

Un abrazo al alma, con amor, Liliana.

sábado, 23 de septiembre de 2017

Precioso bebé

Precioso bebé



Te amo precioso bebé,
Eres respuesta de gracia y de fe,
Te amo precioso bebé,
Tendrás mi atención
Y mi dulce querer.

Te amo bendición de Dios,
Que obró un milagro dentro de mí,
Te amo, bebé precioso,
Con papá y mamá,

Tú serás muy feliz.

Autora:  Liliana A. Lizcano.

Para mi primogénito, Te amo mi catire hermoso, feliz cumpleaños. Esta fue tu canción de cuna que hice para ti antes de tú nacer, te amo, mamá. 

domingo, 2 de abril de 2017

Cosecha en el huerto escolar

"Hoy siembras con lágrimas, mañana cosecharas entre gritos de alegría" Salmo 126:5


En un tiempo tan duro que como país enfrentamos, siento que como docentes estamos llevando esperanza a nuestros niños y jóvenes venezolanos, sé que es una tarea tan dura, tan difícil, porque mientras la sociedad enseña "sálvese quién pueda", y "la ley del más malandro es el que gana", o "si le dan duro usted debe golpear con más fuerza", nosotros estamos llevando en las aulas un mensaje de trabajo, de lucha en unión, de todos juntos podemos porque separados nos hundiremos más y más, es para mí un gozo compartir estas fotos del trabajo que nuestros jóvenes del liceo y el personal están haciendo en el conuco.  Ciertamente hay hambre en Venezuela, es una realidad que no se puede ocultar, nuestros niños se desmayan en los colegios al ir sin desayuno y en ocasiones la noche anterior no han cenado, adquirir los alimentos de la cesta básica no es sencillo.   Este mes hemos visto la provisión de Dios, la tierra nos ha regalado de sus frutos, y confiamos que Dios en su fiel bondad siga proveyéndonos.  Gracias a aquellas personas que oran por mi país Venezuela, por nuestra gente y por la paz y justicia en esta nación.  Bendiciones, Liliana Lizcano.


Cosecha de Plátano.


Nuestros jóvenes trabajando en el huerto escolar.




jueves, 12 de enero de 2017

"María" de Jorge Isaacs


Jóvenes de 5to año acá está la otra obra teatral.

En este país de Luis Urbaneja Achelphol

 
   A mis estudiantes de 5to año, acá está la dramatización de "En este país".


domingo, 1 de enero de 2017

sombrilla

Una manualidad para inglés, y así hablar del tiempo y clima.