Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



jueves, 18 de junio de 2015

25 Consejos para docentes



1. Ten tus ojos bien abiertos para observar a cada estudiante, sus dificultades, inquietudes y jamás compares a uno con otro, pues cada uno de tus alumnos es diferente y trabajará efectivamente de formas diferentes con tu ayuda.

2. Busca la manera de integrar a su familia, en el primer contacto con los padres debes engancharlos a contribuir con el aprendizaje en casa, y aunque ya estén grandes siempre los jóvenes necesitan un poco de ayuda en sus hogares, sobre todo la emocional porque están viviendo muchos cambios en la adolescencia y esto les afecta en su rendimiento y en sus relaciones sociales con los demás en el aula.

3. Lee sobre las mejores técnicas de enseñanza, intenta llevarlas a la práctica, y si no funcionan puedes combinarlas con tu propia experiencia. Muchos de los teóricos de la educación jamás estuvieron en un aula, puedes agregar tu propia experiencia, todas las teorías no han sido creadas y cada día las generaciones cambian, por eso hay que innovar.

4. Anima a diario a que los alumnos a indagar e investigar  nuevos descubrimientos en su casa, medios o redes y que los compartan en el aula.

5. Incorpora el arte, la música, la poesía. Estos recursos tocan el alma, y hacen meditar, e iniciar reflexiones entre tus estudiantes en clase.

6. Desafía a tus estudiantes ante las nuevas estrategias que lleves.  Por ejemplo en clase sé que no todos son escritores, pero les animé a escribir poemas y sorprendentemente crearon ese mismo días pequeñas rimas, metáforas, y reflexiones de sus emociones, lo cual les ayudó a aflorar muchas cosas que a veces nos pueden agobiar.  Además puedes retarlos con juegos, trabalenguas, adivinanzas, etc.

7. Incorpora a tus actividades, algunas que deban desarrollar fuera del aula, como compromiso de su aporte social al mundo que le rodea.  Yo en 4to año hace 2 años atrás coloqué lo que se llamaba “Respondamos en familia”, eran una serie de preguntas sobre reflexiones y debían buscar las opiniones de sus padres, esto con el fin de educar no sólo al estudiante sino también a toda “la tribu”, dichas reflexiones tenían a veces dilemas sociales en las que ellos debían dar su punto de vista.

8. Trata de premiar a tus estudiantes de alguna manera, yo lo hago con positivos y a través de éstos puedo aumentar una calificación si veo esfuerzos.

9. Escucha a tus colegas, ellos también pueden brindarte herramientas que te ayuden a nutrir tus clases, no te la des de sabelotodo, siempre aprendemos unos de otros, incluso de tus propios estudiantes.

10. Respeta a tus estudiantes, pero si éstos se irrespetan debes marcar un límite para que así como tú les respetas ellos respeten la convivencia en tu aula.  Cuando escucho que alguno de mis estudiantes se burla de alguno o intenta ridiculizarlo pongo un stop, por lo general le salgo con una de las mías, entonces finalizo con “Si no te gusta que hagan bromas respecto a ti, no las hagas con tus compañeros”.

11. Fomenta el que se cuestionen y pregunten en clase, si no sabes una respuesta di sinceramente que no la sabes pero que investigaras y que ellos también deben hacerlo para en la próxima clase aclarar cualquier duda, ell maestro no es el que todo lo sabe, sino que junto a sus estudiantes construye ese conocimiento.

12. Resalta los progresos de tus estudiantes. 

13. Entrega a tus estudiantes todas las para defenderse en el mundo universitario, no puede ser posible que los chicos no sepan ni hacer una introducción para un trabajo, enséñales con qué clase de mundo deben enfrentarse en la Universidad y para qué es cada cosa que está aprendiendo.

14. Ten buen humor siempre, sonríe, es difícil ante tantas penurias que pasamos los maestros hoy día más el bajo sueldo para la cantidad de trabajo que tenemos encima.  Si tú estás bien ellos también lo estarán.

 15. Haz trabajo en equipo de profesores de tu colegio. Es imposible pedir trabajo cooperativo a tus alumnos si tú mismo no lo haces.

16. Cuida tu voz. Ten en casa miel, y no grites en el aula, es normal cuando a veces hay que levantar la voz para que los jóvenes hagan silencio pero debes buscar la manera que ellos entiendan que si siguen así no podrás dar la clase y los perjudicados serán ellos, pon negativos también, un poco de disciplina con los negativos les enseñará a respetar las normas de tu salón de clases.

17. No te desanimes si no ves progresos inmediatos.  La paciencia siempre debe dominar tu corazón como docente.

18. Crece junto a tu clase. Los alumnos y alumnas tienen mucho que enseñarte a diario. Tú no eres el único sabio en la clase.

19. Ancla tus lecciones en su mundo. Hay cosas de pueden ser inspiradoras para sus vidas si las compartes, sé humano y trata que ellos vean en ti un ejemplo de sencillez y humildad.

20. Mantiene tu nivel de energía para estar al cien por cien durante toda la mañana.

21. Encuentra la clave del éxito de cada estudiante y utiliza aquellas estrategias que te sirvan mejor para cada grupo.

22. No todos los aprendizajes están buscando en nuestra caja del pensamiento. Por lo tanto haz cosas diferentes en el aula, que ellos puedan cantar, bailar, jugar, reflexionar, crear, etc.

23. Permite a los estudiantes a expresarse mediante las artes.

24. Utiliza tu borrador para quitar todo lo que un alumno hizo mal el día antes. Nunca te quedes anclado en algo malo que te haya hecho, recuerda que todos somos humanos nos equivocamos y cada día debemos hacer borrón y cuenta nueva, así como Dios lo hace con nosotros.


 25. No hables tanto, aburres, siempre escucho a estudiantes hablar del profesor o profesora sutana que no para de hablar y terminan durmiendo en clase, como humanos sólo prestamos atención durante 15 minutos, después de esto no la tendrás con mayor fuerza, por eso trata de utilizar 15 minutos, que trabajen o pedirles participación y luego volver a retomar 15 minutos el tema.


Bendiciones colegas, un abrazo, Liliana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario