Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



lunes, 22 de febrero de 2016

El alma come



   Cultivaré el valor de la alegría y la dicha en la vida de mis hijos, aplaudiré sus logros por muy pequeños que éstos parezcan, les diré todos los días "te amo", los abrazaré sin reservas, les repetiré sin cansarme cuán feliz me han hecho, y que DIOS los envió con un hermoso propósito sobre la tierra, para que mañana sean emocional y espiritualmente sanos, pues el alma de los niños también come, no basta la arepa o la teta, el alma también come. Liliana Lizcano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario