Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



lunes, 27 de enero de 2014

En el país de las hormigas.


En el país de las hormigas:


En el país de las hormigas todos son amigos, trabajan arduamente, yo las veía todos los días, me agachaba a mirar cómo cargaban hojas más grandes que ellas. Un día hicieron una fila muy larga que empezaba desde un agujero en el piso con una montañita de tierra alrededor y las seguí hasta llegar al tesoro de las hormigas, habían encontrado un caramelo, ¡les gustaba l
o dulce!, fui corriendo a la cocina, y cuando mi abuela no estaba viendo agarré un puñito de azúcar, les puse unos granitos cerca de su casa, y una a una empezaron a cargarlos.
En ese país todos se saludan cuando se encuentran, si las ves te darás cuenta que toman un momento para decirse: ¡hola!, pero no te atravieses en su camino porque con un pellizquito te dirán que por favor te apartes de su ruta.
Nadie se pelea en esa nación, todos trabajan por igual, hay suficiente alimento para todas, y cada una de las hormigas son amigas. Y cuando las veía las saludaba así:

Haciendo un caminito las puedes ver,
van en filita como en un cuartel.

Se saludan unas a otras:
¡Hola! ¿Cómo estás?...
Y siguen apuraditas con alegría siempre van.
Trabajan con esfuerzo, marchando sin parar,
ninguna es floja, todas comprobarán,
que son un equipo y han de colaborar.
En el país de las hormigas todas dan ejemplo,
de hacer un buen trabajo, día a día con empeño.
Ninguna pasa hambre, pues comparten su comida,
¡Qué distinto sería nuestro mundo, sí fuésemos así en la vida!.


Autora: L
iliana A. Lizcano.
Ilustración: Kathy Hare.

No hay comentarios:

Publicar un comentario