Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



viernes, 24 de agosto de 2012

Pipo.


Estando Pipo tranquilo
con sus ojitos tiernos como siempre es él,
llegó Carlita Castillo
y preparó un remedio hecho gel,
lo puesieron en sus paticas y cuerpo
y él se desesperó,
picándole todo el cuerpo,

¡Pipo se revolcó!,
"¡Pobre pipo!" dijo Oso,
y un gran bostezo echó,
"¡Eso debe ser doloroso!
dijo la gata Luna con temor.
"¡Es que le pica por las pulgas!"
exclamó Matilde con pavor,
"¡No huyas, no huyas!"
Dijo la Tía Cruz con preocupación.

¡Pipo se nos muere!, pensaron todos con dolor
está echado y atontado, no soportará la comezón,
Pobre Pipo, pobre perrito,
se nos muere hoy,
esperemos hasta mañana a ver que resulta
esperemos hasta mañana a ver si está mejor,
ay pobre Pipo, hubo un velorio en su honor,
las malvadas pulgas murieron,
pero a qué no saben que pasó,
él si se murió deprisa,

aunque no de lo que sucedió
se murió sólo de la risa,
cuando quedó libre de pulgas
y al ver que el remedio funcionó.




Con amor, para Pipo, Oso y Luna, las mascotas de la familia Castillo, a mi tía Cruz, Maty y Carlita, para que jamás olviden la anécdota de Pipo. Liliana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario