Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



domingo, 11 de marzo de 2012

La queja

   Es imperdonable la queja, la queja no es más que un veneno que te impide percatarte de las bendiciones que posees, es la palabra de los soberbios para opacar la bendición de Dios, es el gusano que mora en el corazón de aquéllos que no han aprendido a valorar cada detalle del nuevo día.  
   Mira esta foto, y llévala dentro de ti para cuando vengan esos momentos en los que bostezas en las clases con tus profesores, en los instantes en los que no valoras el sacrificio que muchas veces hacen tus padres para enviarte a la escuela en medio de sus limitaciones, recuérdala también cuando te quejes por el calor o cuando dices por antes de entrar a tu salón de clases “No quiero ir hoy a la escuela”. 
   También te invito a ti que eres docente,  a no desanimarte, mira el ejemplo de este colega, son muchas de las cosas que carecen pero de algo no carece y es de tenacidad, coraje, entusiasmo y amor por su profesión.  Esta fotografía es un ejemplo de vida para ti que eres estudiante o para ti que eres docente.  Espero esto te haya hecho valorar lo que posees y deseches de ti la queja, cuando hay muchos en el mundo que desearían tener la dicha que usted y yo tenemos .  Con amor, Liliana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario