Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



martes, 23 de agosto de 2011

Cuidemos de nuestros niños.




“El amor es para el niño lo que el sol para las flores.
 No le basta pan: necesita caricias para ser bueno
y para ser fuerte.”
Concepción Arenal.


Cuidemos de nuestros niños

   Cuando me tuve que separar de mi familia, pues tenían que darme estudios en Valencia, fue un cambio drástico para mí, tenía 5 años y no sabía ni entendía por qué me habían separado de mi abuela y mis tíos, mi madre en ese momento era una desconocida, y lamentablemente no tenía tiempo para compartir conmigo pues precisamente luchaba y se esforzaba para poderme criar, no contaba con ayuda de absolutamente nadie así que trabajaba todo el día y en la noche estudiaba en la UC para poder superarse, en medio de esa soledad descubrí un lugar llamado “Escuela”, me daba pánico, era una niña muy insegura y aún no me adaptaba a mi “nueva vida”, sin embargo conocí un ángel en ese lugar, mi maestra Eva.

    La maestra Eva se convirtió en una fuente de cariño, nunca faltaba una palabra de amor para sus niños, era mi modelo, y de alguna manera mi heroína, me escondía tras sus faldas, era muy miedosa, pero la mayor confianza la conocí a través de ella, se me aguarapan los ojos al recordarla, porque cuando somos niños sólo necesitamos un poco de amor y florecemos, ella es la “culpable” que hoy día yo esté en un salón de clases y que la docencia sea mi pasión y la cuota de responsabilidad con mi país y con mi gente. No sólo eso, escribí mi primer poema a los 5 años y medio y fue el día del maestro, no tenía nada que regalarle como los otros niños, así que le escribí algunas rimas con torpeza y recuerdo tanto su cara de alegría que fue cuando pensé “Esto tuvo que ser muy bueno para alegrar a alguien”, esa fue mi primera visión de la poesía.

   Cuando pienso en todo esto, medito en que muchos niños que hoy son adultos escogieron un mal camino porque nunca encontraron una fuente de amor en sus vidas, por el contrario puede que el vacío que existió en su niñez se llenó de odio y resentimiento para con los que de una u otra forma lastimaron un corazón que tenía que florecer y no marchitarse ante los abusos y maltratos, puede que seas padre, madre, tío, hermana, prima, y en tu entorno familiar haya un niño, y debes brindar tu protección y amor a los niños de tu entorno, mi familia pensaba que mi madre me daba lo que necesitaba y así era, pero mamá no tenía tiempo para poder compartir conmigo, además fue criada en el campo y su madre tampoco la abrazaba ni le hacía cariños, ni mucho menos le decía palabras tiernas, así que ella no conoció otra manera de criarme, todo esto se presta para que el niño se refugie con quien no deba, afortunadamente muchas maestras tienen un sentido maternal y dan ese amor del que se carece en casa muchas veces, pero ¿qué hay de esas niñas que a temprana edad se relacionan con hombres mayores a causa de esa carencia en sus vidas?, y también pasa con los varones, en el liceo un joven me confesó que se involucró en una relación homosexual con un hombre mayor porque ese señor le daba dinero y las cosas que pudiera necesitar, según él, este hombre era el único que se había preocupado por él, y aunque sentía atracción por las muchachas tenía que ser “leal” al único que le había manifestado “afecto”.

   Somos implacables al juzgar a nuestros jóvenes pero ¿hemos cuidado de su niñez?, creo que no porque ni siquiera en las fiestas infantiles cuidamos de su inocencia sino que las madres les colocan reguetón y ven muy gracioso que sus niños bailan en posturas sexuales, y si no me creen busquen en youtube los cientos de vídeos que suben de niños y niñas bailando ese baile en las fiestas infantiles.

   Cuidemos de nuestros niños y niñas, brindemos un ambiente de amor sin caer en la alcahuetería, porque amar también implica disciplina y corrección, este es un llamado para los que estamos en aula y fuera de ésta, es una responsabilidad de todos.

   Me despido con un pensamiento como de costumbre y con algo que una amiga del twitter me compartió esta semana y servirá para complementar este tema que hoy tratamos.

           La profe Lili.


“Lo que se les hace a los niños,
los niños harán a la sociedad.”
 Karl Menninger



No hay comentarios:

Publicar un comentario