Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



viernes, 13 de enero de 2012

El amor no se rinde



“La cobardía es asunto
de los hombres, no de los amantes.
Los amores cobardes no llegan a amores,
ni a historias,
se quedan allí.
Ni el recuerdo los puede salvar,
ni el mejor orador conjugar.”
(Canción: Óleo de mujer con sombrero. De: Silvio Rodríguez)


El amor no se rinde

   Escuchando esta canción de Silvio Rodríguez noté una frase que es totalmente cierta, y que la viví en lo personal, y esta entrada quiero dedicarla en especial a las mujeres que me leen.  Un amor jamás se quedará de brazos cruzados viéndote ir, aquello de “Si amas algo déjalo ir…” es para hombres tontos que no tuvieron suficientes pantalones para luchar por una mujer que los amó, eso de: “Ya veremos qué pasa con lo nuestro”, “Dame un tiempo”, “Daría todo por ti pero como sabes no puedo en este momento”, son excusas y más excusas para esconder su falta de decisión, simplemente NO TE VE EN SU VIDA, y debes marcharte, y si tú como mujer te alejas de alguien que amas y no te sigue, puedes estar segura que tomaste la dirección correcta.

   No te preocupes, porque ya vendrá quien sí esté dispuesto a luchar por ti, a saltar los mil obstáculos que puedan existir, que no tenga miedo al futuro porque si es a tu lado, él estará seguro que no habrá mejor lugar en el mundo que estar junto a ti. Me despido con este vídeo que ilustra mucho lo que te digo, así que amiga ¡Valórate! Y comprende que el amor de un hombre, no de un “niño”, de un hombre adulto, ese tipo de amor…NO SE RINDE.  Con amor, Liliana.

2 comentarios:

  1. :( [Me recordó muchas cosas... una persona... aquel tiempo.]

    Un abrazo Liliana!!!

    ResponderEliminar
  2. Otro de vuelta para ti amiga.

    Liliana.

    ResponderEliminar