Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



miércoles, 25 de enero de 2012

Que no envejezcan tus sueños



“Envejecer es como escalar una gran montaña;
mientras se sube las fuerzas disminuyen,
pero la mirada es más libre,
la vista más amplia
y serena.”
 Ingrid Bergman.

Que no envejezcan tus sueños

   Observando este cortometraje que quiero compartirles pensé en un pensamiento que se me vino a la mente: “El envejecimiento no es un momento del tiempo, sino el instante preciso en que renunciamos a vivir.” (Zenaida Bacardí de Argamasilla)

   De este tema podría decirse mucho, todo el mundo quiere llegar a viejo, pero nadie quiere serlo, ¿irónico verdad?, todos quieren vivir una larga vida pero tienen miedo de las huellas del tiempo.  Viendo este vídeo pensé en dos cosas: 1) Que nuestros seres queridos en algún momento no estarán, bien sea porque hacen y deben hacer sus vidas y escribir sus propias historias o porque sencillamente deben partir antes que nosotros lo hagamos de esta tierra y debemos aceptar ese hecho como parte de la vida, doloroso, pero para el cual tenemos que asimilarlo como una etapa que en algún momento tendremos que vivir.  2) Si miran el vídeo se darán cuenta que la mejor bufanda que hizo Jacinta fue la que realizó con su propia vida, de hecho fue la más colorida, la más hermosa, porque lo entendí como una metáfora, que tenemos el poder de construir y dejar con nuestras vidas lo más hermoso, llevará nuestro sello si lo hacemos con amor.  Espero disfruten este vídeo tanto o más de lo que yo lo disfruté.  No dejen de vivir cada minuto, no se dejen apagar la sonrisa por nada ni nadie, y no olviden que un hombre o mujer no envejece cuando se le arruga la piel sino cuando se arrugan sus sueños y sus esperanzas. con amor, Liliana.



“Una bella ancianidad es, ordinariamente la recompensa de una bella vida.”
 Pitágoras.

¡Que al mirar atrás puedas ver la mano y bondad de Dios en toda tu vida!. Lili.

No hay comentarios:

Publicar un comentario