Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los docentes.

Sólo quiero compartir un pedacito de mi corazón con todos ustedes a través de lo que escribo y las reflexiones que a veces tenemos en la vida con las experiencias vividas. (Los escritos aquí publicados; poemas, cuentos y reflexiones de mi autoría, están registrados en los Derechos de Autor en Venezuela).



viernes, 27 de enero de 2012

Sonríe bajo la lluvia

“La risa es un verdadero desintoxicante moral
capaz de curar o por lo menos atenuar
 la mayoría de nuestros males.
Y además, no hay ningún peligro
si se supera la dosis.”
 Dr. Rubinstein.



 Sonríe bajo la lluvia

  ¿Alguna vez has tenido que caminar bajo la lluvia?, en mi país; Venezuela, tenemos sólo dos estaciones, el eterno verano con un sol que nos broncea la piel y las lluvias que muchas veces han causado desastres naturales, como la tragedia de Vargas.  La vida es así, momentos donde tenemos un esplendoroso sol que nos alumbra, la felicidad; la buena salud, las personas que amamos, el éxito y la paz, pero habrán otros momentos donde la lluvia caerá en nuestras vidas…y en nuestros rostros, la tristeza; la enfermedad, las personas que se fueron para ya no estar en nuestras vidas, el fracaso y la guerra en nuestros corazones, llegarán momentos de lluvia, son inevitables, son parte de la vida, son la tonada de la canción que muchas veces no queremos escuchar porque nos negamos a estar preparados para aprender también de estos momentos. 
   Hay un refrán que dicen en mi país: “Al mal tiempo buena cara”.  Todo tiene un propósito, aún y cuando a veces no lo entendamos de inmediato, mientras tanto hay que enfrentar esos momentos con paz en el alma, con fortaleza…danzar bajo la lluvia, y si no se quiere danzar, al menos no tenerle miedo a mojarse, sonreír porque esa mala situación no perdurará para siempre y mientras estemos vivos podremos buscar soluciones y agotar todos los recursos para volver a sacar el sol en medio de la lluvia, cosa que muchas veces es un fenómeno en mi país, llueve y de pronto sale el sol y sigue lloviendo, la gente que ha estado en Venezuela y ha podido ver esto tan extraño de ver llover y al mismo tiempo está el sol me entenderán la metáfora, a lo que me refiero es que siempre habrá una razón para sonreír bajo la lluvia, pues la vida es como un espejo, sonríe y te sonreirá…al mal tiempo buena cara.  Con amor, Liliana.


Sonríe aunque sólo sea una sonrisa triste, porque más triste que la sonrisa triste, es la tristeza de no saber sonreír.

4 comentarios:

  1. La lluvia... pueda limpiar todo... llevarse mucho... y sonreír ante la adversidad.. Lindo mensaje Lili!! Te mandó un apapacho!! :)

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo en eso, la lluvia puede llevarse mucho...quizás sean esas "lágrimas" de Dios para recordarnos que debemos limpiar el alma a través de los ojos y dejar ir el dolor. Un abrazo rompe huesos de vuelta mi amiga.

    Lili.

    ResponderEliminar
  3. Qué lindas palabras, Liliana! Un saludo desde España.
    Andrés

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti Andrés por visitar mi blog :)

    ResponderEliminar